Imagen de Encabezado 1, embarcaciones en la orilla.

Imagen de Encabezado 2, personal Armada de Chile en formación

Imagen de Encabezado 3, Ejercito de Chile apoyando en desastres
Imagen de Encabezado 4, Ejercito de Chile en ejercicios de guerra
Imagen de Encabezado 5, Helicoptero
Logo del Ministerio de Defensa Nacional

Ministerio de Defensa Nacional

12 de marzo de 2019

Comisión de Defensa del Senado recibe a Ministro Espina por Gastos Reservados en las FF.AA.

El Ministro de Defensa Nacional, Alberto Espina, junto a los subsecretarios de Defensa, Cristian de la Maza y para las Fuerzas Armadas, Juan Francisco Galli, asistió a la Comisión de Defensa del Senado para exponer sobre el uso de los gastos reservados de las Fuerzas Armadas.

En la sesión estuvieron presentes los senadores Carlos Bianchi (presidente de la comisión), Pedro Araya, Kenneth Pugh y Víctor Pérez, quienes consultaron sobre las recientes declaraciones del ex Comandante en Jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, quién señaló que utilizó estos recursos para otras funciones alejadas a la Defensa Nacional.

Los senadores coincidieron con el Ministro Espina en que los gastos reservados son necesarios para las labores de inteligencia, aunque recalcaron que es necesario mejorar los sistemas de control.

“En esta materia he tenido la colaboración de los tres Comandantes en Jefe, les quiero decir. Permanente. Sería injusto no señalarlo, pero que hubo un daño, no hay duda que hubo daño, es un hecho que lamentamos, lo que ha ocurrido es muy malo, muy dañino, injustificable, más aun cuando se trata de un ex Comandante en Jefe, realmente es un daño enorme y la Ministra (Romy) Rutherford ha recibido toda la colaboración para investigar a fondo y no hemos querido perturbar esa investigación, nosotros hemos querido que ella la lleve adelante con la total libertad para no hacer investigaciones que, apuntando a otro objetivo, podrían distraer la estrategia”, sostuvo posteriormente el secretario de Estado.

Sobre la propuesta de incluir al COSENA en la fiscalización de los gastos reservados, Espina recalcó que aunque respeta esta iniciativa es “bien difícil poder comprender esa propuesta desde el punto de vista que significaría que el Presidente de la Corte Suprema o el Presidente del Senado fiscalicen a los servicios de inteligencia. Yo creo que no es el rol del Presidente de la República transformarse en un fiscalizador respecto de los servicios de inteligencia, que otras entidades lo hacen. Pero yo entiendo que lo que busca esa propuesta, más allá que pueda cambiarse, es que existan mecanismos de control”.

Agregó que respecto a cualquier acto de corrupción el Ministerio de Defensa y el Gobierno tendrán tolerancia cero. “Y lo digo responsablemente respecto de cualquier acto de corrupción, nosotros no aceptamos que se produzcan actos de corrupción que afecte la República y por cierto que puedan dañar el prestigio de las FF.AA. a las que queremos cuidar, y a mí me resulta incomprensible que autoridades cuya misión era proteger, cuidar a las FF.AA. puedan estar involucrados en actos irregulares porque han dañado de manera absolutamente condenable a las FF.AA.”, recalcó.

El Ministro sostuvo que ha faltado autocrítica en este sentido de parte de las autoridades civiles en los últimos años y lo que le corresponde al actual Gobierno es aprender de esa experiencia. “Cuando ustedes distraen recursos que son destinados a la inteligencia externa del país, significa que les cuida la inteligencia porque no los destino esa función, entonces hay una gravísima infracción al deber de resguardar la soberanía y eso es también muy grave”, declaró.

El ministro también fue consultado sobre las acusaciones en contra del Comandante en Jefe de la Armada, almirante Julio Leiva, respecto a supuestas presiones a un ministro de la Corte de Apelaciones. “Él me dijo que no tenía ninguna acción de esa naturaleza, pero eso se está la Fiscalía y se está investigando a detalle, nosotros en eso hemos seguido una doctrina. La experiencia dice que cuando hay una materia que debe ser investigada judicialmente o administrativamente, hay que hace lo que la experiencia nos dice”, sostuvo.

Y luego agregó que si Defensa hace investigaciones paralelas, “es probable que podamos afectar la estrategia, la táctica que tiene diseñada el ministro o el juez, que él va investigando, interrogando a personas de acuerdo a un orden que establece, cosa que logre configurar una serie de declaraciones que cuando se trate de llegar a la persona más involucrada ya tenga testimonios que la involucran. Esa estrategia nosotros no la queremos afectar, no nos parece sano o correcto”.