Imagen de Encabezado 1, embarcaciones en la orilla.

Imagen de Encabezado 2, personal Armada de Chile en formación

Imagen de Encabezado 3, Ejercito de Chile apoyando en desastres
Imagen de Encabezado 4, Ejercito de Chile en ejercicios de guerra
Imagen de Encabezado 5, Helicoptero
Logo del Ministerio de Defensa Nacional

Ministerio de Defensa Nacional

13 de diciembre de 2018

Chile y Argentina conmemoraron los 100 años de la hazaña del teniente Dagoberto Godoy

  • El 12 de diciembre de 1918 el piloto chileno cruzó en avión la Cordillera de Los Andes por su parte más alta, volando por sobre los 6 mil metros de altura, marcando un hito en la aviación mundial.

Con dos ceremonias, una realizada en Chile y otra en Argentina, se conmemoró el centenario de la hazaña del teniente Dagoberto Godoy quien el 12 de diciembre de 1918 cruzó por primera vez la Cordillera de Los Andes por su parte más alta.

Esta hazaña mundial la realizó Godoy al mando de un frágil avión Bristol de motor rotatorio de 110 caballos de fuerza que se elevó por sobre los seis mil metros de altura, donde tuvo que enfrentar temperaturas de hasta 20 grados bajo cero, falta de oxígeno y fuertes turbulencias. La fecha de ese vuelo se conmemora todos los años en el marco del Día de la Aeronáutica Nacional.

Pocos meses antes, en marzo de 1918, el piloto militar argentino, Luis Candelaria, había cruzado el macizo andino, uniendo las localidades de Zapala (Argentina) y Cunco (Chile), en un avión Morane-Saulnier Parasol de 80 caballos de fuerza, el 13 de abril de1918, en un tiempo de vuelo de 2 horas y 30 minutos, pero alcanzando solo los cuatro mil metros de altura.

La primera ceremonia en recuerdo al Centenario se realizó el 12 de diciembre en la Base Aérea de El Bosque, con una ceremonia que fue encabezada por el ministro de Defensa Nacional, Alberto Espina; el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, general del aire, Arturo Merino, y su par argentino, brigadier general Enrique Amreiny, entre otras autoridades y familiares del prócer de la aviación chilena.

EJEMPLO PARA LA JUVENTUD

Durante su intervención el Ministro Espina resaltó la lección que nos entregó Godoy, especialmente para los jóvenes: “constituye para la juventud de hoy una suprema lección de audacia y patriotismo, de abnegación y sacrificio que nos deja como enseñanza que nuestros sueños se pueden convertir en realidad”, sostuvo el general Merino.

El Ministro de Defensa, en tanto, recordó la trayectoria de Godoy —nacido en Temuco el 22 de julio de 1893 y fallecido en Santiago el 8 de septiembre de 1960 a los 67 años de edad— y aseguró que su hazaña, su decisión de conquistar los cielos y arriesgar su vida, marcó el sello de los aviadores de Chile, de los pilotos de la Fuerza Aérea de nuestro país.

Para revelar el espíritu de Godoy el Ministro Espina recordó las palabras que telegrafío el piloto luego llegar a Mendoza, tras 88 minutos de vuelo y después de un peligroso aterrizaje donde se le rompió el tren de aterrizaje, la hélice, parte del ala de su aeronave y donde solo pudo detener su avión gracias a una alambrada: «Aterrizado en Mendoza, aparato algunos desperfectos, yo ligeramente herido».

“Ese compromiso, esa convicción y ese sentido de misión en lo que ha caracterizado a la Fuerza Aérea chilena durante toda su existencia, y todos tenemos la certeza que va a seguir caracterizándola y guiándola en los años que vendrán”, declaró.

Espina agregó que, en esta oportunidad, también se rendía homenaje al teniente argentino Luis Candelaria, conmemorando el gran hito que significó para su país y para toda la aviación del mundo cuando el día 13 de abril de 1918 a las 15:30 horas, levantó vuelo dirigiéndose hacia la Cordillera en busca de Temuco logrando aterrizar de emergencia en un terreno cercano a Cunco.

“Ambos representan para los aviadores de nuestros respectivos países los valores que hasta hoy inspiran a nuestras respectivas Fuerzas Aéreas, decisión inquebrantable de servir a su país con valentía y sobre todo con un gran amor por su patria”, explicó.

En esta ceremonia se inauguró un sello postal en recuerdo del Centenario del Cruce de Los Andes por su parte más alta y una placa recordatoria del evento en la Base Aérea de El Bosque.

HOMENAJE EN MENDOZA

En jueves 13 de diciembre, en tanto, y en dependencias de la Base Aérea “El Plumerillo” de Mendoza —base de la IV Brigada Aérea de Caza de la Fuerza Aérea Argentina (FAA)— se desarrolló un segundo homenaje a Godoy.

La ceremonia contó con la asistencia del subsecretario para las Fuerzas Armadas, Juan Francisco Galli; el viceministro de Defensa argentino, Horacio Aldo Chichizola; del Jefe de Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier general Enrique Víctor Amrein; del Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile, general del aire Arturo Merino Núñez; el Jefe de la División de Educación de la FACh, general de brigada aérea (A) José Miguel Aguirre Gamboa; el Jefe de la IV brigada aérea de caza de la FAA, comodoro Néstor Guajardo, el agregado aéreo de Chile en Argentina, coronel (a) Javier Dublé y el coronel de aviación (ad) Dagoberto Godoy, nieto del prócer de la aeronáutica nacional, entre otras autoridades de la Provincia de Mendoza.

Tras la entonación de los himnos patrios de Chile y Argentina y una invocación religiosa, el brigadier general Amrein manifestó que “instancias como estas refuerzan los lazos de ambas Fuerzas Aéreas y el vínculo de amistad de pueblos hermanos. Hoy los hombres y mujeres del aire deben ser profesionales, sin olvidar nunca la necesidad de superar marcas y jamás olvidar nuestros valores e ideales. Que este centenario contribuya a las Fuerzas Aéreas de Chile y Argentina a conservar el honor y el sacrificio de los pioneros de la aeronáutica”.

En tanto, el subsecretario Galli señaló que “la conmemoración de este hito de la aeronáutica nacional forma parte de los hechos que han formado parte de las relaciones bilaterales entre Chile y Argentina, que alimentan una hermandad indisoluble entre nuestras naciones”.

El Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile, general del aire Arturo Merino Núñez, expresó que el cruce de los Andes efectuado por el piloto chileno, Teniente Dagoberto Godoy y el aviador argentino, Teniente Luis Candelaria, “permitió el acercamiento de nuestros pueblos desde el aire, generando así el desarrollo y progreso de Chile y Argentina. Además, es reflejo del nivel de amistad y camaradería entre ambas Fuerza Aéreas, siendo una tremenda oportunidad para potenciar aún más las medidas de confianza mutua entre ambos países”.

Posteriormente, el brigadier Amrein y el general Merino, realizaron el intercambio de placas con motivo del centenario del primer cruce de la Cordillera de los Andes por su parte más alta por parte del teniente Dagoberto Godoy y el centenario del cruce de los Andes del 13 de, realizado por el teniente aviador argentino, Luis Cenobio Candelaria.