Imagen de Encabezado 1, embarcaciones en la orilla.

Imagen de Encabezado 2, personal Armada de Chile en formación

Imagen de Encabezado 3, Ejercito de Chile apoyando en desastres
Imagen de Encabezado 4, Ejercito de Chile en ejercicios de guerra
Imagen de Encabezado 5, Helicoptero
Logo del Ministerio de Defensa Nacional

Ministerio de Defensa Nacional

6 de enero de 2020

Cámara de Diputados aprueba por unanimidad proyecto de Gastos Reservados y queda listo para ser promulgado como ley

La sala de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad el Proyecto de Ley sobre Información y Rendición de Cuenta de Gastos Reservados, con lo cual finalizó su tramitación en el Parlamento y quedó listo para ser promulgado como ley por el Presidente de la República.

Los principales cambios de este nuevo mecanismo de otorgamiento y fiscalización de los gastos reservados, son los siguientes:

Deben destinarse exclusivamente para materias de orden público, la seguridad interna y externa del país, la inteligencia y contrainteligencia. En el caso de la Presidencia de la República quedarán comprendidos aquellos que sean inherentes a sus funciones y que por su naturaleza deban ser reservados y secretos.

Se aumentan considerablemente los mecanismos de control civil respecto de los mismos. Los controles internos corresponden a los ministros de Defensa, respecto de las FF.AA.; del Interior, respecto de las policías y la ANI, y de Relaciones Exteriores, en relación a la Dirección de Fronteras y Límites.

En cuanto a los controles externos, la Contraloría General de la República deberá recibir la información de las unidades operativas que tendrán acceso a ellos, por ejemplo, en el caso de las FF.AA. los servicios de inteligencia o el Estado Mayor Conjunto. Además, la Contraloría recibirá por escrito anualmente en forma genérica y secreta el destino de los gastos reservados, pudiendo el Contralor observarlos si advierte inconsistencias o mal uso de estos, lo que se representará al Ministro respectivo, quien deberá hacer las aclaraciones del caso. Adicionalmente, quienes tengan acceso a gastos reservados tendrán la obligación de hacer una declaración de patrimonio e intereses especial y reforzada, quedando la Contraloría incluso facultada para solicitar a la Unidad de Análisis Financiero antecedentes para detectar cualquier desvío de estos recursos.

Se eliminan también los pisos de los Gastos Reservados de tal manera que las instituciones que los reciben, como las FF.AA., deben justificar su necesidad ante los ministros respectivos y estos, a su vez, ante el parlamento. No obstante lo anterior siempre deberá existir una glosa para los Gastos Reservados.

Por otra parte, los ministerios que reciben gastos reservados deberán informar a la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Diputados sobre los objetivos para los cuales fueron solicitados.

El ministro de Defensa Nacional, Alberto Espina, señaló que esta nueva ley se enmarca dentro del proceso de modernización de la Defensa y por lo tanto de las FF.AA., estableciendo altos estándares de probidad y control civil y democrático de los recursos destinados a inteligencia, contrainteligencia y ciberseguridad, tal como ya ocurrió con el nuevo mecanismo de las capacidades estratégicas que derogó la Ley del Cobre.

Tras la votación, agradeció a los parlamentarios “por estar apoyando permanente el proceso de modernización de la Defensa y espero que podamos seguir trabajando juntos como lo hemos estado haciendo hasta ahora”.