Imagen de Encabezado 1, embarcaciones en la orilla.

Imagen de Encabezado 2, personal Armada de Chile en formación

Imagen de Encabezado 3, Ejercito de Chile apoyando en desastres
Imagen de Encabezado 4, Ejercito de Chile en ejercicios de guerra
Imagen de Encabezado 5, Helicoptero
Logo del Ministerio de Defensa Nacional

Ministerio de Defensa Nacional

7 de enero de 2019

Fuerza Aérea incorpora moderno avión no tripulado para el combate de incendios forestales

 

• Ministro de Defensa, Alberto Espina, y Comandante en Jefe de la FACh, general Arturo Merino, inspeccionaron capacidades de la aeronave que permite detectar focos de eventuales siniestros.

El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera destinó $53 mil millones para enfrentar los incendios de la temporada 2018/2019, un 25% más respecto del año pasado. Esto con el objetivo de entregar una atención integral a la ocurrencia de incendios y la consecuencia que éstos tienen para la ciudadanía.

Para cumplir esa misión el ministerio de Defensa ha dispuesto más 800 brigadistas de especializados y comprometidos de las Fuerzas Armadas, así como material aéreo y motorizado que colabora directamente con la CONAF y otras instituciones en el combate de estos siniestros, en un despliegue que demuestra la capacidad polivalente de nuestras instituciones castrenses.

Uno de los principales y nuevos medios de detección de incendios, el moderno avión ART (aeronave remotamente tripulada) Hermes Q900 de la Fuerza Aérea, fue presentado ayer por el ministro de Defensa Nacional, Alberto Espina, junto al Comandante en Jefe de la FACh, general Arturo Merino, en la base aérea de Quintero.

 

 

Tras sobrevolar un área afectada por los incendios forestales, el Ministro Espina explicó que la FACh no está solamente cumpliendo la misión de ayudar en detectar incendios, sino que permanentemente está trasladando brigadas de combate y está siempre dispuesta a rescatar eventuales víctimas.

“Entre otras cosas este avión no tripulado permite saber si hay sectores, villas que están aisladas por el fuego, lo que de otra manera sería imposible (ver). Lo que hace es que detecta que hay una villa aislada, si hay personas que están rodeadas de fuego, que están sin comunicación, e inmediatamente lo reporta el Estado Mayor Conjunto y ahí el EMCO toma la decisión si envía a las Fuerzas Especiales de la FACh, si envía a la Brigada de Operaciones Especiales del Ejército o bien, dependiendo del lugar enviando a nuestros Infantes de Marina”, señaló.

El ministro destacó la alta tecnología que se está empleando actualmente, lo que tiene una enorme importancia ya “que demuestran que nuestra Fuerza Aérea es polivalente, esto significa que no solo está preparada para enfrentar un conflicto que afecte nuestra paz, sino que una de nuestras misiones claves es ayudar directamente en el caso de catástrofes, emergencias, como son los graves incendios que estamos sufriendo y que año a año sufrimos”.

Gracias a sus cámaras de alta resolución el avión no tripulado Q900 Hermes es capaz de detectar exactamente donde se está iniciando un incendio, hacia donde los vientos hacen que el incendio vaya avanzando, los caminos cercanos, la profundidad que tiene el fuego dentro de la tierra y donde están los lugares de agua más cercanos para poder ser utilizadas por los helicópteros para intentar apagar los incendios.

El ministro explicó que, en el ciclo normal cuando se trata de planificación, toda la información recabada se envía directamente a la ONEMI y ella la remite al Estado Mayor Conjunto. “En los casos de emergencia, como los que hemos vivido en las últimas semanas, se envía directamente por la CONAF al Estado Mayor Conjunto y yo soy notificado y la Fuerza Aérea instantáneamente pone en marcha todo su procedimiento para resguardar a nuestra población”, sostuvo.

El general Arturo Merino agregó que la presencia de estos aviones no tripulados en la FACh es de suma importancia. “Su función principal es la defensa de nuestro país, la protección de nuestra soberanía. Sin embargo, son empleados en su capacidad polivalentes en apoyo directo a nuestro país y en este caso, este material aéreo está siendo empleado justamente para el monitoreo y detección de incendios, pueden volar más allá de 20 horas a alturas sobre los 20 mil pies, tienen una gran capacidad de detección con sus cámaras de video, tanto infrarroja como de día, son aeronaves que se tripulan remotamente y cumple una tremenda función en cuanto a prevenir también los focos de incendio, como lo establecía el ministro de Defensa”, dijo.

Merino agregó que actualmente estos aviones están operando 24 horas del día.

En la instancia, el Comandante del Comando de Combate, general de aviación Cristian Pizarro expuso al Secretario de Estado acerca de la participación de la Institución en el combate de incendios forestales y sobre la aplicación de las diferentes capacidades disponibles. La actividad concluyó con una visita a la torre de control y operaciones aeronaves pilotadas a distancia (RPA).

Ante la ocurrencia de emergencias, la Defensa Nacional despliega medios y personal para contribuir a terminar con las situaciones que golpean periódicamente a la población. Todo esto es una clara demostración de la relevancia que tiene para el país el desarrollo polivalente de la Defensa Nacional, que constituye una mirada moderna e integradora al servicio de la nación en tiempos de conflicto como en tiempos de paz.

La labor primaria de los efectivos en el combate del fuego es proteger la retaguardia, evacuar las zonas en riesgo, crear un clima de tranquilidad y entregar ayuda humanitaria con especial preocupación de acompañar a las personas, proteger su seguridad y canalizar ayuda en el menor tiempo posible.

Características del Hermes 900

Es un vehículo aéreo de fabricación israelí no tripulado de tamaño medio, de uso múltiple, diseñado para vuelos de mediana altitud y larga duración. Lo operan Israel, Chile, Colombia, México y Suiza.

Largo: 8,3 metros
Ancho: 15 metros
Peso: 970 kilos vacío, 1.100 kilos máximo de despegue
Velocidad: 220 km/h máxima, 112 km/h crucero
Alcance: 26 horas de vuelo
Techo máximo: 20 mil pies

Segunda visita a Hermes Q900 en la base aérea de Quintero

El Ministro de Defensa Nacional en compañía del Comandante en Jefe de la FACh, constató este miércoles 9 de enero de 2019 las capacidades en la detección de focos de eventuales siniestros del Hermes Q900. Tras esta visita, la autoridad destacó el aporte de la FACh en el combate a los incendios: “en el caso de la FACh, en primer lugar hay que relevar el traslado de los brigadistas; nosotros estamos en un permanente puente aéreo, trasladando a brigadistas a las zonas en donde se están produciendo los mayores focos. Hemos traído brigadistas desde el sur del país a la zona central, tenemos aviones nuestros que contribuyen también a lanzar agua para apagar los incendios; tenemos helicópteros que permiten rescatar a personas que estén en lugares de extremado riesgo, donde corren peligro sus vidas y a eso agregamos este avión no tripulado que, sin duda es de la más alta tecnología y que constituye un aporte enorme que hace la FACh y la Defensa del país a los incendios y, por eso, cuando los incendios surgen hasta ahora son rápidamente combatidos y no pasan horas y horas como ocurría antes en que siempre llegaban tarde, ahora la idea de nosotros es llegar lo antes posible y sobre todo saber la profundidad del incendio”.