Imagen de Encabezado 1, embarcaciones en la orilla.

Imagen de Encabezado 2, personal Armada de Chile en formación

Imagen de Encabezado 3, Ejercito de Chile apoyando en desastres
Imagen de Encabezado 4, Ejercito de Chile en ejercicios de guerra
Imagen de Encabezado 5, Helicoptero
Logo del Ministerio de Defensa Nacional

Ministerio de Defensa Nacional

9 de enero de 2018

Financiamiento de las Fuerzas Armadas

Se podría decir que existe un consenso transversal en la sociedad que la Ley Reservada del Cobre cumplió su ciclo, ello nos lleva entonces a establecer un financiamiento definido de acuerdo a la experiencia acumulada que asegure conservar las capacidades estratégicas de la Defensa Nacional y cautele la necesidad de modernización y renovación del material bélico y que permita enfrentar aquellas inversiones que el país requiere en situaciones de imprevistos o emergencias.

Cualquier iniciativa a este respecto se enmarca en una estrategia moderna de desarrollo de las capacidades con un mecanismo que resuelva de manera permanente y definitiva el financiamiento para las FFAA. Es imperativo entonces, impulsar un sistema capaz de conciliar las necesidades de una Defensa Nacional moderna con una Planificación de largo plazo definida a través de una discusión presupuestaria transparente y con mayor legitimidad democrática.

Teniendo en cuenta que las inversiones en material bélico son de mediano y largo plazo, se requiere definir las necesidades estratégicas que permita enfrentar diversos escenarios, a partir de una planificación a 4, 6 y/o 12 años, elaborada en conjunto por el Ministerio de Defensa Nacional, el Estado Mayor Conjunto y las Fuerzas Armadas, con la aprobación de la Presidencia de la República para ser incluida en el presupuesto regular de la Hacienda Pública.

Asimismo, el Ministro de Defensa Nacional deberá informar sobre estas inversiones al Poder Legislativo, a través de las Comisiones de Defensa, sobre cómo se están ejecutando estos proyectos y la Contraloría General de la República contar con un procedimiento previamente establecido, en forma reservada, que permita el control de la inversión, sin perjuicio de los propios controles del sector.Sin duda, esta es una de las tareas más relevante de los próximos años y va a requerir de mucho debate y conocimiento de quienes serán responsables de definir el financiamiento del sector.

La Defensa Nacional requiere de un presupuesto estable, que le permita en el mediano y largo plazo mantener las capacidades que se han desarrollado en beneficio del país.

Ver más información en el siguiente link: