Imagen de Encabezado 1, embarcaciones en la orilla.

Imagen de Encabezado 2, personal Armada de Chile en formación

Imagen de Encabezado 3, Ejercito de Chile apoyando en desastres
Imagen de Encabezado 4, Ejercito de Chile en ejercicios de guerra
Imagen de Encabezado 5, Helicoptero
Logo del Ministerio de Defensa Nacional

Ministerio de Defensa Nacional

14 de agosto de 2018

Ministro Alberto Espina expone sobre proyecto de ley que regula uso de armas químicas y biológicas

3

  • El secretario de Estado asistió a la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados.

El Ministro de Defensa Nacional, Alberto Espina Otero, concurrió a Valparaíso para participar en la sesión de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, con el objetivo de comenzar la discusión del proyecto que implementa la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de Armas Químicas y sobre su Destrucción y la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción y el Almacenamiento de Armas Bacteriológicas (Biológicas) y Toxínicas y sobre su Destrucción.

El 13 de julio de 2018 el Ministerio de Defensa Nacional presentó una iniciativa ante la Cámara de Diputados que implementa ambas convenciones.

La Ley de Control de Armas, que rige actualmente data de 1978, sanciona de forma genérica estos hechos, dejando fuera el empleo y la tenencia de fábricas o instalaciones de armas químicas y biológicas. Por lo tanto, se hace imprescindible actualizar dicha normativa, incorporando las  armas químicas pueden provocar serios efectos en el ser humano, afectando el sistema, como el sarín y el tabún, que causan dificultad para respirar, convulsiones y muerte; agentes sanguíneos. También como el cianuro de hidrógeno, que provoca convulsiones, el coma y la muerte; causantes de ampollas, como el gas mostaza, que produce quemazón en los ojos y la piel, y agentes pulmonares, como el cloro, que causa asfixia y muerte. De igual forma, un arma biológica es cualquier virus o bacteria que produzca enfermedades.

2

El proyecto de ley tipifica a las sustancias químicas tóxicas, y se establece que el uso de estos productos será destinado exclusivamente para fines de investigación, médicos, farmacéuticos o de protección en cantidades que puedan ser justificadas. Además, los operadores autorizados para trabajar con estas sustancias deberán sujetarse a obligaciones y prohibiciones dependiendo de la lista en que se encuentre la sustancia que están usando. La autoridad nacional que regulará todo esto, dice el proyecto, será la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN).

Al respecto, en anteriores declaraciones, el ministro de Defensa, Alberto Espina, sostuvo que “después de 20 años de haber suscrito el tratado que prohíbe las armas químicas y de 40 en el caso de las armas biológicas, por fin se implementa en Chile una normativa que sanciona penalmente a quienes elaboren o utilicen armas químicas y biológicas, hasta con penas de presidio perpetuo”.

1